“Los compañeros me han ayudado mucho, se han convertido en un apoyo emocional que uno necesita”.

Allan Lizano AriasEjecutivo de Cobros, ASECCSS

Esta semana todo el país conoció por diversos medios de comunicación la historia de vida de Allan Lizano Arias. Él es un joven de Coronado que lucha todos los días por sobrellevar un tipo de anemia poco común cuyo tratamiento consiste en trasfusiones semanales de sangre, y a sus 32 años ha recibido donación de más de 1.350 personas.

En ASECCSS, Allan labora en el departamento de Cobros y con su testimonio se ha convertido en un ejemplo para los que lo conocen.

Hace 4 años fue la primera vez que Allan cayó grave en el hospital y en esa oportunidad le dijeron que casi no había nada que hacer… “Cuando me pasó eso yo no tenía ni 3 meses de trabajar en ASECCSS y yo llamé a la persona que me había contratado y le dije que  era consciente de que estaba en período de prueba, que si tenían que tomar una decisión que los entendía y lo aceptaba. Y la persona me dijo que tuviera plena tranquilidad de que ASECCSS me iba a apoyar en todo lo que competía, que primero estaba mi salud y hasta la fecha siempre ha tenido el apoyo y respaldo de mi jefatura y dirección. ”aseguró, Lizano.

Sin embargo, este funcionario de ASECCSS empezó a luchar por este padecimiento desde muy pequeño: “Yo desde que tenía 2 años, tenía problemas de cansancio, no era como un chiquito travieso, ni que hacía desórdenes. Me mandaron a hacerme exámenes y parecía una anemia normal. A los 8 años la situación se agravó y los exámenes en el Hospital Nacional de Niños indicaban que tenía una anemia severa, y a mi mamá le dijeron en un policlínico en Coronado que se preparara porque yo en cualquier momento podía morir.

Cumpliendo los 12 años me trasladaron a Hematología del Calderón. Como a los 20 años tuve una recaída muy fuerte, e inicié con trasfusiones de sangre cuando estaba cursando mi último año de colegio y dijeron que tenía que salirme del cole” relató, Lizano.

Pero el espíritu de superación pudo más que la directriz que le estaban dando de abandonar sus estudios para enfocarse en su salud. “El director del colegio me dijo que si yo estaba bien y vivo, que volviera el otro año y que ellos me hacían campo. Pero para serle honesto, por mi mente nunca pasó la idea de morir, y yo le dije no, usted está muy equivocado, yo voy a sacar mi diploma y voy a seguir en el colegio y les voy a demostrar a todos que sí se puede… y enfermo y todo, lo saqué”.

La médula de Allan no trabaja de una manera normal. Desde enero del 2019 ha recibido trasfusiones de sangre todas las semanas, y con una sonrisa expresó cómo los trabajadores del Hospital Calderón Guardia se han convertido en una familia para él “…desde los enfermeros, doctores, la secretaria que te recibe los documentos, hasta la persona que hace el aseo, todos me tratan super bien, me han mostrado su cariño y ante la escasez de sangre muchos han donado para que podamos ser transfundidos a tiempo”.

A raíz de las entrevistas que le han realizado a Allan, muchos costarricenses se han conmovido y han tomado acciones para hacer la diferencia: “…al día después de la entrevista con +Q Noticias, me comentaban que tuvieron llamadas de al menos 40 personas interesadas en ir a donar y eso me llena de muchísima alegría”.

“A Allan lo hemos visto siempre, a pesar de la adversidad, con una sonrisa en su rostro y  una disposición total a colaborar y brindar la milla extra… Definitivamente es de esas personas que inyectan positivismo y con una fe inquebrantable…” acotó, Valeria Fallas, departamento Jurídico ASECCSS.

Mensaje final

«Yo quiero decirle a las personas que se han presentado a donar que muchísimas gracias, que Dios les bendiga, y que se acerquen a donar, sea cual sea su tipo de sangre, siempre va a haber gente que les va a agradecer ese gesto de amor…» Allan Lizano Arias.

Contáctenos

¿Necesita más información sobre ASECCSS?

Llámenos o complete el siguiente formulario y recibirá una pronta respuesta.

Mostrar Botones
Ocultar Botones
Ingreso al PSL